acceso decisores

Cómo empezar a trabajar con metodologías ágiles

Muchas veces decimos que somos seres que aprenden, en constante evolución. Sin embargo, no hay nada más difícil que modificar los hábitos que hemos naturalizado. Cuando se trata de innovar no hay nada más poderoso que animarse a cambiar paradigmas de pensamiento. Como decía Leopoldo Marechal, “de todo laberinto se sale por arriba”.

Las metodologías ágiles son un mindset. Por eso, para empezar, necesitamos identificar algunas ideas nuevas y poderosas que nos van a guiar a lo largo del camino. Con esto quiero decir que el Paso 0 es cambiar el modo en que estamos viendo los procesos de los que formamos parte. Desde una perspectiva ágil:

  • El conocimiento es colaborativo y se construye comunitariamente. El equipo es la unidad más pequeña (no el individuo).
  • La realidad es compleja y nos provee información nueva en forma permanente.
  • El cambio es bienvenido. Podemos mejorar.
  • Necesitamos aprender rápido. Cuando aprendemos, cambiamos.
  • La reflexión compartida es la clave del recorrido. Las personas nos potenciamos conversando.

Para ir desde el modelo de logros individuales y compartimentos estancos al de logros de equipos y ecosistema, tenemos un largo y apasionante camino por recorrer.

Tres pasos claves para comenzar

Habiendo asumido las premisas anteriores, podemos comenzar a trabajar a partir de equipos pequeños (unas siete u ocho personas) y aumentar la visibilidad y el consenso de lo que nos une, es decir, del valor que queremos entregar.

La agilidad en educación

A medida que recorremos las metodologías ágiles, vamos descubriendo cuántas de estas prácticas podrían cambiar el día a día del aprendizaje y de la escuela como organización. Este movimiento ya empezó, pero todo está aún por descubrirse.

En Latinoamérica, grupos de padres que trabajan en contextos ágiles empezaron a compartir estas prácticas con sus hijos. Por ejemplo, usando tableros visuales para organizar las tareas y sus avances. A partir de esa experiencia, nacieron los eventos de Agile Kids.

Al mismo tiempo, en distintos lugares del mundo se comenzó a formar una red de escuelas ágiles. Los Agile Learning Centers tienen foco en el aprendizaje colaborativo, el juego y la visibilidad permanente de la evaluación.

Con el objetivo de acercar el mundo del trabajo y la escuela, nacen experimentos de aprendizaje de metodologías ágiles con foco en la innovación, como los que describe en este artículo la Fundación CITIC de España.

A medida que se llevan a cabo las experiencias, los mismos equipos y docentes desarrollan sitios para compartir. Se pueden encontrar muchas iniciativas y prácticas en este sentido en el blog de “Clases ágiles”.

Tres herramientas de las comunidades ágiles

La comunidad de metodologías ágiles de todo el mundo fue desarrollando distintos formatos para que estos principios y valores se pusieran en acción. Dejamos acá los principales.

Recursos

A continuación les presentamos algunos sitios web de referencia y herramientas útiles para conocer y explorar más acerca de las metodologías ágiles.

Asana

Herramienta gratuita para organizar tareas en equipos de hasta 30 personas. Permite establecer plazos, calendarizar y asignar responsabilidades para favorecer la visibilidad y la colaboración.

Explorar
Estructuras liberadoras

Sitio web con 33 métodos prácticos para estructurar grupos de trabajo o estudio con foco en la colaboración. Es a través del diseño (estructura) de la actividad que podemos liberar la creatividad, generar productos e identificar aprendizajes.

Explorar
Retrospectivas

Sitio web que ofrece un banco de datos de distintas actividades propuestas para los diferentes pasos de las retrospectivas: armar el escenario, recolectar datos, indagar, decidir qué hacer, cierre.

Explorar
Trello

Aplicación con formato de tablero Kanban, en donde podrás organizar el flujo de tareas con tarjetas. Se puede compartir en equipo para generar visibilidad y trazabilidad de los avances y resultados.

Explorar
Mural

Espacio digital para la colaboración simultánea y visual. Posee más de 200 templates para acompañar y favorecer el trabajo en equipo y las prácticas ágiles. Tiene un apartado especialmente dedicado a la educación, que es gratuito.

Explorar
Scrum

Guías de Scrum que describen con mayor detalle el modelo de trabajo en equipo ya referenciado. Allí podrán encontrar las definiciones de los roles, artefactos y ceremonias, así como algunas reglas claras y simples.

Explorar

La clave está en el formato

Como vimos hasta aquí, se trata de avanzar con pocas reglas, pero claras y accesibles, plasmadas a través de tableros y dinámicas que nos ayuden a recordar en todo momento el foco de lo que hacemos y nuestra capacidad de hacerlo mejor.

En definitiva, estamos frente a la posibilidad de generar desde la educación un modelo de poder distribuido con base en la colaboración. Estos acuerdos previos sobre lo metodológico son la base sobre la que estamos invitados a liberar la creatividad.

Marta Bendomir

Máster en Coaching y Cambio Organizacional (Universidad del Salvador). Es licenciada en Ciencias de la Educación (UBA) y especialista en Autismo y Trastornos del Neurodesarrollo (Universidad Favaloro). Es miembro activa de la Comunidad Latinoamericana de Metodologías Ágiles desde 2015. En esos años se enfocó en el estudio y desarrollo de modelos colaborativos en equipos y organizaciones, ahondando en los modelos... Ver más

Compartir