acceso decisores

Big data: cómo entender el mundo en el que los datos crecen a cada segundo

Nombres, temperatura, ubicación geográfica, pagos, posteos, imágenes satelitales y videos de cámaras de seguridad. Estos son datos que la humanidad produce a gran escala y a mayor velocidad. ¿Cuáles son las características de los macrodatos? ¿Cómo se pueden utilizar en el ámbito educativo?

Cada minuto se suben 500 horas de video en YouTube, se comparten 150.000 mensajes en Facebook y se postean 347.222 stories en Instagram. Cada 60 segundos se registran 319 usuarios nuevos en Twitter y se realizan casi 70.000 solicitudes de puestos de trabajo en Linkedin, de acuerdo al informe Data never sleeps de la agencia DOMO. Los internautas generan millones de datos en tan solo un minuto de Internet. Y, a su vez, diversos sistemas interconectados registran rutas de vuelos aéreos, transacciones financieras, multas de tránsito, calificaciones de estudiantes y más. Se estima que, a cada segundo se crean 1,7 megabytes de información nueva. Estamos rodeados de un gran volumen de datos, lo que se denomina como macrodatos o big data.

La sociedad siempre generó datos, pero nunca antes lo hizo a esta escala ni a este ritmo. Son datos que contienen una mayor variedad y que se presentan en grandes volúmenes y a una mayor velocidad. Esas dimensiones son conocidas como las tres “V” del big data, desarrolladas por Doug Laney, analista de la consultora Gartner en su artículo “3D Data Management: Controlling Data Volume, Velocity, and Variety”.

Tres claves para entender el big data

A continuación presentamos tres aspectos de los macrodatos en los que conviene hacer foco para aproximarnos más de cerca a algunos de sus alcances e implicancias.

Interrogantes que rodean al big data

Además de los aspectos vistos, existen otras cuestiones que atraviesan el uso cada vez más intensivo y sofisticado de esta tecnología y que nos desafían en diferentes ámbitos. Veamos algunas de ellas.

A modo de cierre

El volumen de información aumenta a cada minuto, y cada vez más sistemas registran un dato tras otro. El big data es considerado como el oro del siglo XXI, ya que con su procesamiento y análisis las organizaciones pueden tomar mejores decisiones. Sin embargo, los macrodatos también abren nuevos interrogantes sobre la ética, la privacidad y los derechos de las personas en esta sociedad conectada.

Soledad Arréguez Manozzo

Licenciada en Periodismo y profesora universitaria en Comunicación Social (UNLZ). Especialista en Educación y Nuevas Tecnologías (FLACSO). Actualmente, maestranda en Comunicación Digital Interactiva (UNR). Desde 2020 integra el equipo del PENT de FLACSO, donde se desempeñó como tutora del Diploma en Educación y Nuevas Tecnologías. Docente de grado y posgrado en la Universidad Nacional de Lomas de Zamora (UNLZ) y la Universidad Católica Argentina (UCA) en materias vinculadas... Ver más

Compartir