acceso decisores

Blockchain y universo cripto: una invitación a pensar ecosistemas digitales

Si bien tendemos a asociar a blockchain rápidamente con el mundo financiero de las criptomonedas, tal vez porque es lo que más resonancia mediática ha tenido en los últimos tiempos, lo cierto es que esta tecnología, que configura un sistema de transferencia digital basado en la distribución de activos (sean datos, información o una moneda), tiene actualmente múltiples aplicaciones en los ámbitos más diversos de la vida en sociedad. Y el alcance de su potencial está aún por verse.

Para comprender la importancia y la utilidad de blockchain (o cadena de bloques) comenzaremos con un ejemplo de la vida cotidiana que nos puede ilustrar algunas de las problemáticas que se presentan hoy por la falta de confianza que hay entre las partes de una operación.

En los tiempos en que era común que un dueño de almacén le diera fiado a sus clientes/vecinos, ¿qué era lo que solía suceder? Cuando el cliente le pedía que lo anotara a cuenta, el almacenero lo escribía en su libreta y aquel, al llegar a la casa, lo anotaba también en su cuaderno. Supongamos que el monto de la deuda fuera 8 pesos. Llegaba fin de mes y el cliente quería saldarla. Hete aquí que en su cuaderno se le había borroneado el número y leía 6 en vez de 8. Cuando el almacenero le reclamaba los 8 pesos comenzaba la disputa; probablemente uno de los dos no quedaba en tan buenos términos con el otro. Ahora bien, aquí es donde vale la pena preguntar: ¿no sería bueno que ambos tuvieran exactamente la misma hoja de cuaderno?

Estas situaciones muy simplificadas son las que la tecnología blockchain puede resolver. Una base de datos tal vez no ayudaría, porque uno solo sería el dueño de ella y los demás no se sentirían confiados de que no se manipulara la información. Existen muchos procesos en todas las industrias, donde cada parte que interviene tiene su propia hoja en la que anota lo que el antecesor le entregó. El caso de las cadenas de suministro es transversal a casi todas las industrias, desde la espacial, pasando por la manufactura, la salud, el Estado, etc.

Blockchain es una tecnología que hoy, por diversos motivos, muchos quieren incorporar en sus proyectos sin que estos realmente ameriten su uso. Más que comprender de qué se trata la tecnología, lo importante es saber cuándo conviene aplicarla y por qué muchos sistemas tradicionales no resolverían el problema.

El ABC del blockchain

Se trata de una tecnología que, para ser aplicada, requiere que se revise integralmente todo el ecosistema donde se utilizará. El potencial verdadero de su aplicación radica en la mejora de todos los procesos involucrados. Debemos, entonces, responder las siguientes tres preguntas: ¿cuál es el ecosistema donde acontece? ¿Qué problemas enfrenta cada uno de los participantes? ¿Cuál es el bien tangible o intangible relacionado con estos problemas? Si encontramos las respuestas, entonces puede que blockchain nos ayude a resolver el problema que tengamos.

Siguiendo la lógica anterior, veamos esas tres respuestas asociadas a este caso: ¿cómo validar conocimientos de diversas áreas disciplinares de graduados universitarios plasmados en sus CV?

Ecosistema (y sus flujos). Implica una mirada integral conociendo a los demás actores que participan. Según este ejemplo, el ecosistema está formado por los estudiantes, las entidades educativas y aquellos que quieran verificar los datos presentados en los CV (por ejemplo, organizaciones y otras instituciones educativas). A estos flujos a revisar se los denomina “procesos de negocio”.

Beneficio. Implica identificar qué precisa resolver cada actor que es parte del proceso. En este caso, el problema para una organización es saber si un certificado presentado es auténtico o no. Si queremos que todos los demás actores formen parte de nuestra red, algo tienen que obtener de beneficio. Los beneficios no son necesariamente monetarios. Un ahorro en tiempos puede representar bastante para algún actor. A estos problemas a identificar se los denomina “puntos de dolor”.

Activo. Supone identificar qué es lo que genera desconfianza. En este caso, sería el certificado, y como datos tendríamos la fecha y la hora en que fue otorgado, a quién, por quién, titulación, etc. Los datos que vamos a especificar van a permitir diferenciar este activo de otro, pero deben ser los mínimos y necesarios para “quitar” la desconfianza generada.

Componentes

¿Pero qué es lo que permite que blockchain nos ayude y se diferencie de los sistemas tradicionales? Debemos decir, en primer lugar, que esta tecnología funciona sobre una red de computadoras descentralizada, lo que significa que no existe un solo servidor central, sino muchas computadoras interconectadas y dispersas. Esta es una de las claves de su fortaleza. Además, usa mecanismos de criptografía para impedir que se pueda alterar fácilmente.

Blockchain nació con bitcoin, que se considera su primera aplicación práctica. Cuando Satoshi Nakamoto escribió el paper que la describe, nunca utilizó la palabra “blockchain”, sino que empezó a ser nombrada de esta manera tiempo después. Con el paso de los años ha ido evolucionando y hoy en día podemos distinguir, en todos sus diferentes tipos, las siguientes características que la componen:

Cadena de bloques

Es lo que da el nombre a la tecnología. La originalidad de su creador radica en cómo pudo hacer que esa cadena de bloques fuese tan segura. En una base de datos se dividen en registros las diferentes entradas. Aquí se van agrupando los “registros” o “transacciones” en cajitas o bloques, y lo que se usa como soga para unirlos o encadenarlos es el hash del bloque.

más información

Criptografía

Se utiliza criptografía en las partes cruciales dentro de esta tecnología, que le otorgan seguridad. Sin ella, esta no podría existir. Por un lado, está el “hash”, que ayuda a que se pueda armar la cadena de bloques, pero a su vez contribuye a que no se puedan modificar fácilmente los datos. Se utiliza también para poder identificar a los participantes (se puede leer aquí una descripción más detallada).

más información

Consenso

Al no residir la cadena de bloques en un solo sitio, sino en toda la red, debe existir un proceso que permita ponerse de acuerdo en cómo se van agregando estos bloques al sistema. Esto es lo que se llama mecanismo de consenso.

más información

Contratos inteligentes

Se denomina así a las operaciones que se registran con esta tecnología. Por ejemplo, en bitcoin, se trata de enviar y recibir dinero. Existen casos de uso en los que no se puede simplificar de esa manera, y necesitamos poder incorporar más reglas de negocio para determinar si la acción debe realizarse o cómo.

Generalmente se asocia a un contrato legal, pero hoy el avance tecnológico está lejos de ser un reemplazo 100% de este tipo de contrato. Aun así se pueden incluir suficientes reglas que permitan remover muchas de las arbitrariedades y sesgos que pueden tener los procesos actuales. Se puede leer más sobre el tema aquí.

Diferenciación entre red pública y permisionada (privada)

Las redes de blockchain generalmente se clasifican en públicas o permisionadas (privadas). Para que se entienda la diferencia, las podemos comparar con la plaza de un barrio y el club de ese mismo barrio. A la plaza puede ir cualquiera, sea o no vecino de allí, y todos pueden ver lo que los demás hacen. Nadie está controlando qué actividad realizan ni quiénes están participando. Al club, en cambio, solamente pueden ir quienes son socios. Entrar será tan fácil o difícil como sea el proceso para hacerse socio. Las actividades que se realicen están más definidas y lo que se pueda hacer dependerá de la categoría de socio que se tenga.

En las redes públicas puede participar cualquiera, sin que uno sepa quiénes son los otros que están allí. Se dice que los participantes en estas redes tienen una identidad seudónima, porque son todos diferentes, pero no podemos asociarlos con alguien en concreto. En las redes permisionadas, en cambio, cada uno tiene una identidad conocida, y además posee un rol o conjunto de permisos que determinará qué acciones puede realizar. Las redes permisionadas pueden ser tan abiertas o cerradas como lo deseen quienes las formaron.

La clasificación en públicas y permisionadas no es excluyente. Hoy existen redes públicas permisionadas, por ejemplo, Sovrin, donde cualquiera puede leer, pero no necesariamente puede realizar otras acciones.

Ámbitos de aplicación

Los ámbitos de aplicación son múltiples. El primero es el más conocido: las criptomonedas y, en particular, bitcoin. Esto no implica que los únicos casos sean los financieros. A continuación, mencionamos casos de diferentes redes que hoy existen; algunos son específicos de una industria y otros pueden ser transversales a varias.

Identidad

El concepto de identidad descentralizada, donde la persona es quien tiene control de sus datos, es una de las áreas donde más se está desarrollando hoy la inclusión de tecnología blockchain. En una provincia de Canadá han desarrollado una red de blockchain para que los ciudadanos puedan acceder a servicios gubernamentales sin tener que generar un nuevo conjunto de usuarios/claves. Se puede explorar más aquí.

Cadenas de suministro

El término "cadenas de suministro” aplica a muchísimas industrias; una de ellas es la logística. Un caso es el de TradeLens, destinado a agilizar el proceso de transporte de contenedores. Se puede explorar más aquí.

Comercio exterior

Otra de las áreas donde se está utilizando esta tecnología es en las pequeñas y medianas empresas (pymes), para ayudarlas a acceder al comercio internacional. Los mecanismos de financiación que existían no eran opciones accesibles para estas. De allí que hayan surgido redes para proporcionar formas de financiamiento; entre ellas, We.Trade y Marco Polo. Se puede explorar más aquí y aquí.

Conocer a tu proveedor

Uno de los problemas que suelen tener los gerentes de Compras de todas las organizaciones surge cuando un proveedor, por diferentes motivos, no puede cumplir con su compromiso, y entonces deben salir a encontrar uno nuevo. Estos procesos no son rápidos, pero podrían agilizarse si ya supieran que otras empresas hicieron las validaciones correspondientes de este nuevo proveedor. De allí surge Trust Your Supplier. Se puede explorar más aquí.

Firmas certificadas

Una solución argentina que incorpora el uso de la tecnología es Signatura, que está siendo utilizada en el país para certificar firmas. Se puede explorar más aquí.

Trazabilidad alimentaria

En la industria alimentaria es donde más casos se pueden encontrar. Por ejemplo, hoy podemos escanear un código QR en un paquete y saber quién fue el pequeño productor de café que participó en su elaboración (¡e inclusive podemos enviarle una propina!), aun habiendo comprado ese producto en un país diferente al de donde fue producido. ¿Por qué podemos hacer eso? Porque con cada acción estamos dejando que cada participante haga un camino de “miguitas”, como hacían los chicos en el cuento de hadas.

En Argentina hay varios casos implementados y/o desarrollados:

IBM Food Trust: una red mundial que permite a todos los actores de la cadena ofrecer información de cada uno de los productos. Como participantes locales se encuentran Rolar de Cuyo, productor de aceite de oliva y, recientemente, Carrefour Argentina. Se puede explorar más aquí y aquí.

Carnes Validadas: permite a los consumidores tener trazabilidad del corte de carne adquirido hasta el ganado puntual del cual provino. Se puede explorar más aquí.

Genganar: permite poder tener trazabilidad de la genética animal. Se puede explorar más aquí.

Existen otras redes dedicadas a asistir a las cadenas de cultivos y productos puntuales. Dentro de ellas podemos mencionar a Farmer Connect, que permite que conozcamos al productor de café y enviarle una propina, o a Casa Girelli, que mediante el uso de una solución desarrollada por Ernst & Young permite conocer más información del vino. Se puede explorar más aquí, aquí y aquí.

Salud

Esta área tiene mucha potencialidad para incorporar la tecnología e innovar en los procesos. Entre ellos podemos citar los siguiente:

HealthChain: una solución para ayudar a comunicar la información de la historia clínica. Ya no debemos ir de médico a médico cargando la bolsa con todos los informes, si los especialistas no son de la misma clínica u hospital. Esto se puede extender a no tener que imprimir las recetas médicas, que si bien los pacientes, debido a la pandemia del COVID-19, pueden enviarlas por medios digitales, muchas obras sociales aún exigen que las farmacias las impriman para reintegrarles el dinero. Se puede explorar más aquí.

Passport: en época de pandemia, una gran problemática para poder volver a la “nueva normalidad” es conocer si la persona está libre de COVID-19 o si ya está vacunada. Nueva York implementó una solución para que se puedan verificar los resultados de las pruebas, tan fáciles de falsificar. Se puede explorar más aquí.

Recapitulando

El enfoque de este artículo estuvo centrado no solo en ofrecer una introducción a los conceptos básicos de la tecnología de blockchain, sino además en exponer la verdadera ventaja de su utilización, que es la de mejorar los procesos de negocios para beneficio de todos y no solo de una persona. Esto se facilita porque es un mecanismo que permite compartir información sin perder la autenticidad. Al contrario, usando blockchain sabremos que habrá transparencia e inmutabilidad, lo que nos permitirá tener trazabilidad de los hechos y, consecuentemente, de la finalidad.

María Munaro

Magíster en Gerencia de Empresas (Universidad Metropolitana de Venezuela), ingeniera en Sistemas (UCC) y profesora de la materia Blockchain en la Maestría en Gestión de la Innovación de la Facultad de Ciencias Económicas (UBA). Docente del curso de extensión universitaria de “Desarrollo en Hyperledger Fabric” de UTN - Regional Córdoba... Ver más

Compartir